Todos los han visto en TV hablando de economía y finanzas. Hoy están en el cable con programa propio explicando lo de siempre, ahora con manzanas. No quieren que los llamen defensores, justicieros, ni agitadores. En época de escándalos financieros, quieren ser profesores.

Emilio Contreras
“Las tasas de interés están altísimas, altísimas. ¿O no, hermanito?”.

Franco y Antonino Parisi están de espaldas a una tabla repleta de porcentajes e indicadores económicos, y de frente a cuatro camarógrafos, un coordinador de piso, una periodista que oficia de locutora en off y cientos de personas que los ven en vivo y en directo por una pantalla de televisión. El que pregunta es Franco. El que responde es Antonino: “Un abuso po, hermanito”.

Son las 21:40 horas y los hermanos Parisi intentan explicar por qué los bancos tienen las tasas de interés tan altas, por qué no las bajan, qué pasaría si las bajaran, cuál es el más conveniente para pedir un crédito, y cuál es el peor para hacerlo. En un estudio de Chucre Manzur se está emitiendo un nuevo capítulo de “Los Parisi: El poder de la gente”, el programa de economía que Vía X estrenó hace 2 semanas y que intenta explicar con manzanas, peras, bromas y dos de los mejores economistas del país el siempre complejo panorama bursátil, y el escándalo financiero de turno.

A un costado, cuatro jóvenes sentados escuchan atentos y en silencio. Siguen la ecuación que escribe Antonino en una pizarra, miran dónde Franco apunta el dedo en el proyector. Un tramoya observa pensativo.

Llamado telefónico. “Aló. Les quiero hacer una consulta: Ustedes dijeron que era hora de meter dinero a fondos mutuos. ¿Qué me recomiendan?”. “Eso ya fue. Ya no es momento de hacerlo. Las bolsas se caen. Ya pasó. Cuando estén las condiciones lo diremos de nuevo”, dice Antonino. “¿Otro llamado?”. No hay tiempo.

El show dura 30 minutos, sin cortes comerciales, sin mención de auspiciadores y sin un solo instante de silencio. Los Parisi se pasean desde las protestas de los indignados de Isarel hasta el por qué de la baja calidad de las universidades en Chile. Los minutos no alcanzan para una despedida afectuosa. Se apagan las luces.

El tramoya pensativo se acerca a Franco mientras le sacan el maquillaje: “Ahora entendí cómo era”, dice.

Antonino Segundo Parisi Sepúlveda era un oficial de Ejército. Cuando llegó el gobierno militar, fue enviado por sus superiores a trabajar a las empresas del estado. Le dijeron que no bastaba con los grados en su solapa, que era inteligente, pero que primero debía estudiar algo en la universidad. Ingresó entonces a Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile, y terminó como profesor de economía y finanzas. Para dos de sus tres hijos la ruta quedó trazada: ambos hicieron tercero y cuarto medio en la Escuela Militar; ambos estudiaron Ingeniería Comercial en la Chile; ambos se convirtieron en doctores en economía y finanzas. Antonino (46) en la Universidad Complutense de Madrid. Franco (43) en la U. de Georgia.

Era un almuerzo: una invitación a un restaurante capitalino con Felipe Molfino, hijo de Joaquín, el dueño de Radio El Conquistador. Todo transcurría en orden, cuando de pronto una discusión más de los Parisi sobre economía: otra vez las tasas de interés. Y de pronto una revelación, una idea: llevar eso a un programa de radio. Grabaron un piloto. Y gustó.

“Y como no le cobrábamos nada, porque pensábamos que por ser académicos era nuestra labor hablarle de estos temas a la gente, más le gustó”, recuerda Antonino, entre risas.

Porque al momento de hablar de su trabajo en medios, no les gusta que los llamen defensores, servidores, fiscalizadores ni agitadores, sí profesores. Antonino: “Los profesores analizan, investigan, difunden y plantean soluciones para la sociedad. Nosotros sólo cumplimos la pega”. Franco: “Tú puedes ser académico para 5, 20 o 100 alumnos, pero si quieres hacerlo para miles de alumnos, necesitas a los medios. A nosotros nos gusta explicarle a la gente. Que entienda. Ellos quieren entretención pero también conocimiento para que no los hagan lesos”.

Después de varias incursiones en programas de televisión -desde “Morandé con Compañía” hasta “Tolerancia Cero”- llegó la posibilidad de debutar con show propio. “Luis Venegas (director de Vía X) coincidió con la productora de Carlos Pinto, El Gran Rol, y decidimos en conjunto lanzarnos y hacer este programa. A nosotros nos llamó Carlos. Veníamos insistiendo en hacer rápido el programa. Y propusieron Vía X, en un horario que podía ser factible para su objetivo”, dice Antonino.

Un programa de televisión distinto y único en la oferta programática de la industria local, tanto en televisión abierta como por cable. “Ellos tienen desparpajo, son groseros, en el sentido provocativo de la palabra. Es una apuesta nueva, y que la gente diga que el programa se hace corto es un buen augurio, porque significa que ellos quieren más. Pero hay que ir de a poco”, dice el eterno realizador de Chile, Carlos Pinto.

– ¿Por qué un programa de estas características llega primero al cable y no a la televisión abierta?

– Simplemente porque hay muchos compromisos comerciales en la televisión abierta. Un programa así, que habla de bancos, retail y de poder, es muy difícil que sostenga por sí mismo sin recibir presiones.

Con dos semanas al aire, “Los Parisi: El Poder de la gente” no ha sido indiferente para los diversos actores del panorama económico nacional. Han recibido llamados de gerentes de bancos pidiendo explicaciones por sus comentarios, y suplicas para que cambien el eje de atención. También críticas de colegas que los tildan de “muy populares”.

“Nos dicen que somos poco académicos. Y yo soy profesor titular de la Universidad de Chile, uno de los más jóvenes en la historia de la institución. Con Antonino hemos escrito 4 libros y un montón de papers. Ellos siguen creyendo que el conocimiento es de unos pocos. Y nosotros contamos el cuento en simple. Hay gente que trata de hacerse la interesantes con sus pergaminos”, dice el menor de los Parisi.

Una llamada positiva fue la de un parlamentario, quien les informó de la presentación de una moción para la modificación de la Tasa Máxima Convencional, en parte, debido a la presión ejercida en varios segmentos de televisión por la dupla. Al otro lado de la moneda están los conflictos de interés e incompatibilidad entre la faceta comunicacional y económica. Un ejemplo: Antonino decidió dejar su puesto como Decano de la Facultad de Ingeniería y Negocios de la Universidad de Las Américas.

En la misma línea, Franco Parisi por poco se transformó en el nuevo cuarto integrante de “Tolerancia Cero”, lugar al que quiso llegar sólo para acallar las críticas de sus colegas.

“Cuando fui a ‘Tolerancia Cero’, de invitado, antes de la entrevista bajó un caballero alto, no sé quién era. Dijo: ‘Haber, Franco no es un invitado, es un panelista más acá’. ‘Esta es tu entrevista de trabajo”‘. A pesar de los rumores y trascendidos y la amistad que lo une con algunos de los integrantes del programa, la propuesta quedó en nada.

“Antes trabajábamos como asesores de las grandes fortunas en Chile, ahora lo hacemos por radio y televisión de manera gratuita, para que la gente pueda tomar las mejores decisiones. Vamos al Congreso cada vez que nos lo piden. Nosotros los profesores investigamos y enseñamos”, dice Antonino.

-Profesor, ¿qué me recomienda a mí, una persona ajena a las tarjetas de crédito, para aprovechar mejor el dinero?

– Antonino: Está muy bien no tener tarjeta de crédito a tu edad. No hay que tenerlas hasta que se modifique la ley. Cuando eso se haga, recién será conveniente tenerlas.

-Franco: Lo que yo haría sería tener APV, unas 50 lucas mensuales. No te vas a dar cuenta, pero vas a tener a fin de año 600 lucas. Multiplícalo por 1.5, lo que garantiza el estado de rentabilidad, o sea, súmale un 15% de eso: tendrás noventa lucas más. A fin de año tendrás 690.000, pero redondeémoslo en 700. Multiplícalo por 3 años. Listo: tienes 2 millones 100. Listo: te compraste el auto. Listo: te fuiste a hacer el máster afuera. Listo: pusiste el pie del departamento. Y no te diste cuenta.

-Igual es engorroso hacer esos trámites.

-Franco: ¡Para nada! Llamas por teléfono y hasta viene una mina rica a hacer el trámite. Espectacular.

A metros de la escenografía de “Los Parisi…”, la escenografía de “Mucha Tele” se desmantela a oscuras. Quizás a 50 metros alrededor, Franco y Antonino son los únicos vestidos con terno y corbata. Otro día de grabación comienza y nuevos estudiantes llegan al estudio/sala de clases.

-Gente de la banca, las empresas y colegas de docencia han hablado de su trabajo. ¿Qué les dice el televidente común y corriente en la calle?

– Franco: De repente hay gente que te saluda, pero es como cuando me saluda un ex alumno. Más que televidentes, tenemos ex alumnos.

-Antonino: Lo único que queremos es enseñar, nosotros ya hicimos el camino, ya estamos gorditos. Esto es como la canción de Los Prisioneros: a uno le enseñaron secretos que a ti no.

“Tú puedes ser académico para 5, 20, 100 alumnos, pero si quieres hacerlo para miles de alumnos, necesitas a los medios. A nosotros nos gusta explicarle a la gente”.
Franco Parisi

“Ellos tienen desparpajo, son groseros, en el sentido provocativo de la palabra. Que la gente diga que el programa se hace corto es un buen augurio”.
Carlos Pinto, productor del programa

“Antes trabajábamos como asesores de las grandes fortunas en Chile, ahora lo hacemos por radio y TV de manera gratuita, para que la gente pueda tomar sus propias decisiones”.
Antonino Parisi

Por: Emilio Contreras.
Entrevista El Mercurio, 05 de Agosto 2011

Un día en clases con Los Parisi
Tagged on:             

6 thoughts on “Un día en clases con Los Parisi

  • 2 Noviembre 2011 at 22:29 pm
    Permalink

    Supe de una página e-learning de estos profesores, ¿Cuál es?

    Reply
  • 20 Diciembre 2011 at 0:01 am
    Permalink

    SRE ; PARISI , NECESITO SABER COMO Y DONDE PUEDO INSCRIBIR A MI HIJO PARA QUE ESTUDIE CON USTEDES, SEGUNDO, TERCERO Y CUARTO MEDIO.
    POR QUE SOLO LE GUSTA LA COMPUTACION Y NO LE GUSTA MUCHO IR AL COLEGIO , YO PIENSO QUE EL SISITEMA ESTUDIANTIL ACTUAL,PARA EL ES ABURRIDO , LO ENCUENTRA LATOSO Y POCO ARMONIOSO PARA EL, PUEDE QUE CON SU ESCUELA REPUNTE EN SUS ESTUDIOS, SERIA UNA BENDICION, MUCHAS GRACIAS Y BENDICIONES PARA USTEDES QUE QUIEREN AYUDAR A LA SOCIEDAD, MUCHAS GRACIAS , MADRE AFLIGIDA.

    Reply
  • 19 Julio 2012 at 15:49 pm
    Permalink

    ESTOY COMPLICADISIMA EN LO QUE RESPECTA A LAS FORMULAS…ESTOY EN PRIMER AÑO EN LA U Y SALÍ CON UNA HORRENDA BASE DE LA MEDIA …
    ESTO ME SUPERA Y ME ESTRESA, HASTA GANAS DE LLORAR ME DAN AL NO ENTENDER MATEMATICAS Y FISICA.

    Reply
  • 6 Agosto 2012 at 16:39 pm
    Permalink

    DESPUES DE UN AÑO VEO ESTA PUBLICACION QUE ME PARECE EXCELENTE, YO OFREZCO APV Y BUSCABA INFORMACION PARA TENER MAS FORMAS DE OFRECER ESTE INTERESANTE Y BUEN PRODUCTO Y QUE MEJOR TOMARME DE LAS PALABRAS DE LOS PARISI !!!!

    Reply
  • 28 Julio 2013 at 3:01 am
    Permalink

    Good day! I simply wish to give an enormous thumbs up for the great data you

    Reply

Ingresa un comentario:

A %d blogueros les gusta esto: